Páginas

Quinta do Encontro



El proyecto de La Quinta do Encontro, del arquitecto Pedro Mateo, surge en el 2.000 bajo el concepto de producción diferenciándose de la imagen asociada con la región. Situada en S. Lourenço do Bairro, Aveiro, Quinta do Encontro debe su nombre a la proximidad con la Cruz do Encontro.

En 2005, con la necesidad de aumentar y mejorar el proceso de vinificación, se comenzó la construir de la nueva bodega, incorporando el concepto de turismo del vino, con un diseño moderno e innovador. En este espacio se puede establecer un contacto con las diversas etapas del proceso de producción, desde el viñedo a la degustación.


La bodega, equipada con tecnologías de vanguardia para la producción de vino, se encuentra implantada en el paisaje vitícola, la forma cilíndrica de la bodega permite a los visitantes tener una visión global del entorno, convirtiéndose en parte del espacio en armonía con la naturaleza.



En la planta baja se ubican un pequeño lounge, comedor y almacén. Con ambiente intimista, los vinos son los protagonistas, acompañados por una cocina regional de vanguardia.



El espacio multiusos situado en la planta superior está equipado para responder a cualquier demanda sobre el vino y la viña. Reuniones, exposiciones de arte, recepciones y otros eventos son posibles con el paisaje sereno como telón de fondo, dominado por la vid y la Serra do Caramulo do Buçaco.


La imágen exterior de la bodega se asocia con una barrica. El recorrido interno se realiza mediante rampas alrededor del edificio -no hay escaleras- como analogía empleada por el arquitecto Mateo al sacacorchos.


En el centro de la bodega se encuentra la sala de vinificación, equipada con tecnología de vanguardia. La zona de crianza de barricas se distribuye en una especie de pasillo lateral que rodea todo el edificio.





Fuente: Quinta do Encontro, Magnacasta
Fotocrédito: Quinta do Encontro, Magnacasta

La imágen del vino...

Voy a compartir con ustedes dos videos que considero están muy bien concebidos, sin ningún tipo de desperdicio... Cada imágen, cada cuadro del video, el excelente concepto de juego de imágenes con una fotografía impecable, junto a las armoniosas notas musicales conforman un conjunto importantísimo en la transmisión del mensaje de un determinado vino por parte de una bodega, a mi modo de ver y por su maravilloso desempeño va más allá de un producto, es la presentación de una región vinícola al mundo, es ese mensaje que queda registrado en tu mente, de que en cada copa sentirás un poco de esa tierra que dió origen a ese vino... Juzguen ustedes mismos...

Spot de Asti Spumante D.O.C.G. ¨La Dolcezza nasce dalla terra¨
El soundtrack es de Roberto Cacciapaglia (nombre: "Seconda Navigazione")



Spot de Frontera por Concha y Toro: ¨Chile en una copa¨
Música compuesta por: José Miguel Miranda y José Miguel Tobar.




Fuente: YouTube, Frontera, Enofilos Lounge

Quintessa Winery


Un diseño ambientalmente sensibles combina la eficiencia con la estética: Quintessa, nombre que se refiere a las cinco colinas que se levantan sobre el terreno, asi como a las exigencias de producir vinos "de la quintaesencia".


La pareja chilena Valeria y Agustin Hunneeus adquirieron una finca de 113 hectáreas en Rutherford, (Napa Valley, California), donde fundaron Quintessa Winery. La bodega, concluida en 2002, esta circundado por un muro de piedra en forma de media luna que se integra armoniosamente en el paisaje.


El estudio de arquitectura Walker Warner Architects de San Francisco, diseñó la bodega para reflejar el deseo del matrimonio Huneeus "el de una estructura discreta que se mezcla en los contornos de la propiedad". La selección del sitio para la ubicación de la bodega se basó en un análisis de muchos criterios. La cuestión más importante era la necesidad de minimizar el impacto de una gran estructura de los viñedos existentes y el paisaje circundante. Casi construido en la ladera, la simple forma escultural edificio principal refleja el grado natural del paisaje. Mientras que el exterior de la bodega se armoniza con el paisaje, los interiores son elegantes y modernos. Una fachada de piedra local junto al paisaje natural de las plantas nativas y árboles de roble crean un medio de presencia sutil del terreno diverso.



La ubicación del edificio en forma de media luna, proporciona visual y acceso vehicular directo a la vía pública cercana. También permite el transporte de uvas desde los tractores destinadas a la terraza de la azotea, donde las uvas se pueden mover a través del proceso de fermentación por gravedad. Flujo por gravedad es un elemento clave en el diseño de Quintessa. El flujo de la gravedad de uvas exprimidas ayuda a garantizar el vino de muy alta calidad, minimizando el tratamiento mecánico y el bombeo de uso frecuente en la producción de vino típico.



La bodega está equipada con lo último en tecnología de elaboración del vino, tanques de roble francés y de acero inoxidable ubicados a lo largo de la pared frontal de la bodega, dos prensas cesta Vaslin-Bucher JLB automatizados, diseñados para Quintessa, estan ubicadas estrategicamente en el centro de la sala de fermentación para recibir las uvas para la fermentación y maceración. En el corazón de la bodega y con vistas a los tanques y las prensas, se encuentra la acristalado sala de mezcla junto al moderno laboratorio contiguo donde el progreso vinificación es cuidadosamente vigilados diariamente.



Detrás de la sala de prensa se encuentra la entrada principal a las cuevas de Quintessa la estructura de 365 metros lineales y 1,400 m2 de túneles y cuevas excavadas en la ladera de ceniza volcánica directamente detrás de la bodega. Aquí el vino se deja envejecer en barricas de roble francés en las condiciones de las cuevas sótanos ideal para tres años a partir de la vendimia antes de su lanzamiento. La cuevas de la bodega tienen una capacidad para almacenar hasta 3000 barricas.

El diseño ambientalmente consciente ayuda con la calefacción y la refrigeración de la bodega. Techos con césped, masa térmica, y el uso de la ventilación nocturna al aire libre se oponen a la necesidad de refrigeración mecánica en el caso de las zonas de envasado y almacenamiento de vino. El diseño de la oficina separada y edificio de recepción utiliza proyecciones de la azotea y grandes pantallas de madera exterior para proteger la estructura del sol de verano.


Bodega: 2,500 m2
Cuevas para guarda: 1,400 m2
Edificio de oficinas: 445 m2


fuentes: quintessa.com, archrecord.construction.com

Plato y Porta Champagne con estilo



Diseñado por Young Sang Eun para Veuve Clicquot, el elegante plato mantiene la temperatura de la champaña y comida por un largo tiempo, con sólo agregar hielo o agua fría en el interior del mismo, en extraordinaria armonía entre la función y el diseño.


Bodega Clos Apalta




Veinticuatro vigas curvas de madera, que simbolizan el período de maduración del vino y que surgen desde la tierra y se levantan a distintas alturas formando una media elipse, distinguen la nueva bodega de la Viña Casa Lapostolle para su vino icono Clos Apalta.


La idea de construir una bodega cuyo diseño y construcción se igualara en categoría al vino -que alcanzó 95 puntos en la revista Wine Spectator-, surgió de la misma dueña de la viña, Alexandra Marnier Lapostolle. Fue ella quien en 2001 solicitó al arquitecto chileno residente en París, Roberto Benavente, hacerse cargo de este proyecto, que además incluía el diseño de una casa de degustación y cuatro cabañas para visitas. A comienzos de 2006 Casa Lapostolle inauguró la Bodega Clos Apalta en el valle de Apalta, Colchagua. Allí se producirá solamente Clos Apalta, el vino ícono de Casa Lapostolle, que desde su primera cosecha en 1997- con la asesoría del enólogo francés Michel Rolland- ha sido reconocido mundialmente por su extraordinaria calidad.


Sus 4.600 m2 de edificación nacieron y se desarrollaron bajo el propósito de hacer una bodega 100% gravitacional, integrada como un todo al ambiente y aprovechando la climatización del subsuelo. Dos años fueron necesarios para completar su diseño final y dos años más para hacerlo realidad, con una inversión de US$ 10 Millones.



La construcción de la bodega es obra de los arquitectos Roberto Benavente, Bernd Haller y José Luis González. Concebida en cinco niveles, a 25 metros de profundidad, -tres de los cuales están enterrados en el granito de la ladera Apalta, perforados por la constructora GHG- que permitirán por gravedad realizar todo el proceso de producción: recepción, fermentación, barricas de primer año, barricas de segundo año, sala de mezclas y embotellado, eliminando la necesidad de la bomba, lo que puede afectar negativamente a los sutiles sabores de los vinos.



El lugar escogido fue en las más intrincadas laderas de Apalta, por sobre la cota de sus 140 hectáreas de viñedos; donde la inclinación no hacía posible ya más plantaciones. La gran sorpresa, un terreno con una roca madre impenetrable. Bernand Haller, el arquitecto de Amercanda que trabajó en Chile de la mano de Benavente y José Luis González, cuenta que después de cuatro meses de dinamitar el terreno extrajeron 50 toneladas de roca granítica del lugar para abrir paso a los cuatro niveles de construcción subterránea. Tan impresionante fue la roca madre con que se encontraron que hasta decidieron hacer cambios en el diseño original del edificio para poder verla cada día en toda su majestuosidad. Y fue debido a la concepción de proyecto como amigable con el ambiente y con el fin de evitar invadir lo menos posible el paisaje, que volvieron a tapar cuatro de los cinco pisos. Además, pensando en ser amigables con el ambiente, devolvieron al cerro parte de la roca extraída al recubrir con láminas de roca sus suelos y escaleras. Algo que demuestra que fue un proyecto pensado con mucho detalle, y por sobre todo, pensando a muy largo plazo.



Será en la Bodega Clos Apalta donde los 120.000 kg. de uvas desgranadas en su totalidad a mano en la sala de recepción de uvas y que provienen de los mejores cuarteles de vides de 50-80 años, plantadas con alta densidad, fermentarán en 21 cubas de madera francesa de 75hl, que corresponde al tamaño de una parcela de nuestro viñedo Apalta.



Luego bajarán por gravedad a las barricas nuevas de roble francés para su guarda en la sala de primer año cuyo techo tiene forma de cruz -recordando la constelación de la Cruz del Sur- para luego descender a las barricas de la sala de segundo año protegidas por una cúpula de delgadas láminas de raulí. En el quinto nivel se realizará el ensamblaje para luego bajar a la zona de embotellado y desde donde parte Clos Apalta para ser distribuidos en 40 países. Además, a través de una mesa en el centro de la sala de barricas de segundo año, cuya cubierta de vidrio se alza, se baja a la biblioteca de vinos donde se coleccionan muestras de todas las cosechas de Casa Lapostolle junto a los mejores vinos de otras bodegas chilenas.



Lo único que se puede observar desde el exterior de la bodega es el gran ventanal del piso 2 y sus 24 vigas de raulí curvas que simbolizan los 24 meses de elaboración de Clos Apalta. Arriba del piso dos y con vista al valle, otro simbolismo: una escultura con cuatro piedras y un reloj de sol que indicarán el paso de las cuatro estaciones del ciclo vegetal de la vid.



Sin contar la entrada principal, la bodega fue diseñada de tal manera que (de arriba hacia abajo) el piso uno sirve de patio de vendimia; allí se recibe la uva y realiza el despalillado o desgrane manual de las bayas de cada racimo. De allí, por gravedad, las uvas bajan hasta el nivel 2, donde 21 cubas de madera esperan para dar inicio a su fermentación. El vino nuevo, bajará desde allí hasta el nivel 3 donde le esperan las 400 barricas de roble francés que lo guardarán por su primer año. El nivel 4, entonces, recibe el vino para su segundo año de guarda (en otras 400 barricas). En el piso 5 se realiza el ensamblaje y en el sexto se guardarán las 50 cajas que cada año la bodega reserva para su vinoteca privada y también los vinos de los amigos. Cada piso fue diseñado para mostrar el vino con dignidad, sin dar cuenta de toda la maquinaria y tuberías que lo conducen de un nivel a otro y también escondiendo toda la más alta tecnología que hay detrás.


Por otro lado, la Bodega Clos Aplata cuenta con un hotel boutique de máximo lujo, el que incluso ha sido destacado por importantes revistas especializadas del mundo. El alojamiento incluye poder disfrutar de su fabulosa piscina, un espejo sin fin hacia el valle y con agua temperada según la época del año.




Fuentes: wineplus.cl, lapostolle.com, winetourschile.com
Fotos: lapostolle.com, tewligan panoramico.com, barqo.cl

Arquitectura de Vanguardia en La Rioja Alavesa (video)


Encuentra más videos como éste en Enofilo's Lounge


Arquitectos prestigiosos como Santiago Calatrava, Iñaki Aspiazu, Philippe Mazières o Frank Gehry han sido los encargados de que el paisaje de la Rioja Alavesa haya cambiado de forma espectacular y de que estas tierras sean un referente para la arquitectura mundial, con las bodegas Ysios, Baigorri, Vina Real y Marques de Riscal respectivamente.

Este video, excelentemente producido, fue subido a la red de Enofilo's Lounge por el enofilo Oswaldo Ramirez, donde podras encontrar mas informacion sobre el mundo del vino y su cultura.

Leo Hillinger Winery


La nueva bodega Leo Hillinger, ubicada en Burgenland, Jois, Austria, fue terminada en 2004 después de una fase de construcción de sólo un año. La delicada situación en medio de los viñedos Jois requiere una atención especial a la planificación. El concepto de los arquitectos gerner°gerner plus fue el aprovechamiento del clima favorable, por lo que la mayor parte del edificio en forma de "L" se desarrolla enclavado profundamente en la ladera, que posteriormente fue cubierta con tierra y en la medida de lo posible replantadas con uvas, 24.000 m3 de tierra fueron trasladados y vueltos a remover en el curso de la construcción.



El volúmen cúbico correspondiente a la sala de degustación y seminarios parece flotar sobre delgados pilares en forma de “V” sobre el suelo. La gran ventana se abre a los viñedos y la cordillera Leithagebirge; por la noche, representa un reconocible símbolo de está bodega.




Ocho ventanas con forma de pirámide truncadas en el techo, orientadas al norte, permitenl a entrada de luz natural a la subterránea nave de producción, que se encuentra entre las más modernas de Europa.





Internamente, paredes de vidrio conceden a los visitantes los distintos ámbitos de trabajo de producción. Un puente permite una vista a la sala de barricas, en el sótano, mientras que une el salón de degustación a la multi-funcional sala de reuniones atrás. Toda la superficie del volúmen comprende 1850 m2.

Fuente: leo-hillinger.com

Se ha producido un error en este gadget.
Blog Widget by LinkWithin