Páginas

Leo Hillinger Winery


La nueva bodega Leo Hillinger, ubicada en Burgenland, Jois, Austria, fue terminada en 2004 después de una fase de construcción de sólo un año. La delicada situación en medio de los viñedos Jois requiere una atención especial a la planificación. El concepto de los arquitectos gerner°gerner plus fue el aprovechamiento del clima favorable, por lo que la mayor parte del edificio en forma de "L" se desarrolla enclavado profundamente en la ladera, que posteriormente fue cubierta con tierra y en la medida de lo posible replantadas con uvas, 24.000 m3 de tierra fueron trasladados y vueltos a remover en el curso de la construcción.



El volúmen cúbico correspondiente a la sala de degustación y seminarios parece flotar sobre delgados pilares en forma de “V” sobre el suelo. La gran ventana se abre a los viñedos y la cordillera Leithagebirge; por la noche, representa un reconocible símbolo de está bodega.




Ocho ventanas con forma de pirámide truncadas en el techo, orientadas al norte, permitenl a entrada de luz natural a la subterránea nave de producción, que se encuentra entre las más modernas de Europa.





Internamente, paredes de vidrio conceden a los visitantes los distintos ámbitos de trabajo de producción. Un puente permite una vista a la sala de barricas, en el sótano, mientras que une el salón de degustación a la multi-funcional sala de reuniones atrás. Toda la superficie del volúmen comprende 1850 m2.

Fuente: leo-hillinger.com

Dominus Winery



Cuando Bodegas Dominus decidió construir su nueva bodega en Napa Valley, Yountville, California, recurrieron a los arquitectos Herzog & De Meuron por un diseño funcional, de almacén con consideraciones ambientalistas, bodega y edificio de oficinas. 


El resultado es un impresionante angular obelisco conformado por canastas (gaviones, usadas para la contención de tierra) de rocas de basalto del American Canyon dentro de una malla de alambre duro ( con variación en la densidad de malla de alambre y en el tamaño de relleno de roca finamente orquestada).  Por una parte, en lugar de reducir el impacto visual provocado por las dimensiones del edificio (100 m. de largo por 25 m. de profundidad y 9 m. de altura), los arquitectos suizos han elegido acentuar la desproporción y confiar el exterior a la estereometría de un volumen único y compacto.






De lejos, el edificio parece ser plenamente de concreto, pero a medida que se aproxima su carácter de piedra se revela. El resultado es un sistema funcional que permite que la brisa de California airee la bodega.








Desde el punto de vista tipológico se trata de una bodega para la conservación de toneles y barricas, además de una sección dedicada a oficinas. Cabe destacar que la sección donde se ubican las barricas no posee la ¨piel de piedras¨, y esta ubicada debajo de las oficinas, las cuales poseen vista sobre el viñedo a través de los vanos desprovistos de la ¨piel de piedras. En el interior, la posibilidad de variar la cantidad de piedras dentro de cada una de las cajas permite hacer diferencias en el espesor de las paredes. Esto añade a la característica moderación de temperaturas, propia de los edificios antiguos, la de la ventilación y la iluminación natural, aunque, al contrario que se hace con los sillares antiguos, las piedras más grandes están encima, y las más pequeñas debajo. La luz flota a través de los bloques, crea texturas impredecibles, que cambian según las diferentes condiciones externas y las formas de la piedra







Arquitectos: Herzog & De Meuron Architekten
Localización: Yountville, Napa Valley, California, EE.UU.
Año de proyecto: 1995
Año de construcción: 1996-98
Coste: US$ 5.400.000
Superficie útil: 4.100 m2




Herzog & De Meuron, premio Pritzker 2001.  Vale mencionar que estos arquitectos suizos son los mismos que diseñaron el  Estadio Nacional de Beijing (Nido de pájaro) para las pasadas Olimpiadas. 




Fuente y fotos: floornature.biz, architectureweek.com

Frases de arquitectura y diseño

¨Cuando estoy trabajando en un problema, nunca pienso sobre su belleza. Solo pienso en como resolver el problema. Pero cuando lo termino, si la solución no es bella, se que esta equivocada.¨

Richard Buckminster Fuller

El diseño de la botella y la etiqueta influye en cómo percibimos un vino.

Un estudio realizado en Estados Unidos demostró la incidencia del modelo de envase y los colores utilizados en las etiquetas. Dentro del enorme universo de estudios relacionados con el vino que se publican en el mundo, se dió a conocer esta investigación desarrollada por la Universidad de Oregon, que muestra cómo el diseño de las botellas influye en la percepción que cada uno tiene sobre el vino.


El estudio, desarrollado por profesores de marketing de la universidad y publicado en el Journal of Marketing , evaluó a más de 300 personas y 125 diseñadores de las marcas de vino más prestigiosas de EEUU. La conclusión a la que llegaron los investigadores demostró que una marca que desee promocionar su vino como muy atractivo y sensual, deberá cargar su etiqueta de colorido con mucho contraste para resaltar las imágenes. Si en cambio la marca quiere transmitir sinceridad, priorizará diseños naturales como escenas de paisajes o tonos tierra. Por último, si se trata de mostrar que el vino tiene carácter, nada mejor que emplear grandes etiquetas en negrita con botellas de vidrio más macizo.

"Uno se sorprendería de saber cuántas bodegas no entienden qué mensaje están transmitiendo a través de sus diseños", sostuvo Keven Malkewitz, uno de los directores del estudio. Los investigadores desarrollaron recomendaciones para guiar a los gerentes a la hora de seleccionar las botellas y diseñar las etiquetas que resulten más atractivas para los consumidores.

Fuente: lanacion.com


En este sentido no es de sorprender que las grandes bodegas -que de marketing bien saben-destinen a sus caldos estrellas, etiquetas de diseño sobrio y botellas pesadas, lo cual esta pensado para un mercado en especial. Sin embargo muchas son las etiquetas de bodegas emergentes, -que con mas frecuencia se consiguen cada día en los estantes del bodegón o del súper- que te hacen pensar, mi Dios si así es la etiqueta como será el vino, si esto es lo que veo, como será de aquello que está dentro de la botella ? ... Si bien es cierto que no te vas a beber la botella ni la etiqueta, el diseño forma parte integra del producto, es la imágen que la bodega está queriendo transmitir a ese mercado, es decir, la primera aproximación de contacto con el futuro consumidor, que por lo general no conoce el producto. El mundo del diseño es fascinante, complejo y delicado al mismo tiempo, porque muchas veces de pequeñas y simples decisiones resultan grandiosos y complejos resultados, como por ejemplo sucede en el diseño destinado al mercado de masas.

Frases de arquitectura y diseño

" Cuando diseño no considero el aspecto técnico y comercial, si no en los sueños y los deseos de la gente para quien esta enfocado el proyecto u objeto".

Philippe Starck

Bodegas O. Fournier


Tradición y modernidad: O. Fournier ensambla el amor milenario por la viña con las más modernas instalaciones. O Fournier sigue un innovador concepto arquitectónico que tiene por objeto expresar la esencia misma de los vinos del siglo 21 del Nuevo Mundo, mientras que promueve una imagen corporativa fuerte. Destaca el valor ecologista de la construcción, que para reducir al mínimo el uso de bombas, ésta utiliza la gravedad.

Situado en la principal región vitivinícola de Argentina, Mendoza, y específicamente en La Consulta, Bodegas O. Fournier se sienta en una gran llanura seca mecida por El Cordón del Plata, un oasis que da vida a kilómetros de los viñedos de regadío artificial.


El proyecto, a cargo de la firma de arquitectos Bórmida & Yanzón, cuenta con cuatro módulos separados en diferentes niveles que faciliten un sistema de flujo por gravedad. Este diseño ofrece la posibilidad de seguir construyendo en etapas, integrando al mismo tiempo el enoturismo y la restauración a las necesidades del cliente. Los diferentes volúmenes conviven en armonía con su entorno en un enfoque innovador que dio lugar en dos circuitos: un circuito industrial y un circuito turístico, dotada de hermosos paisajes arquitectónicos y experiencias. Cada uno de los cuatro volúmenes, construido en hormigón armado, cristal y acero inoxidable, corresponden a una función específica y se adaptan perfectamente a los cambios del entorno y las condiciones meteorológicas.


Los elementos más representativos de la construcción podría describirse como sigue:


Módulo Cosecha - Fermentación - Almacenamiento: La estructura de los tanques de fermentación es de hormigón armado. La recepción de la uva es elevada y la terraza se puede acceder por dos rampas que abrazan toda la estructura. Cuatro columnas cilíndricas tienen una cubierta de acero en voladizo que bordea al Oeste con la sombra a la zona de trabajo. Hay tres puentes de hierro y vidrio que conectan las columnas, donde el laboratorio y sus anexos se encuentran. Una claraboya a través de la placa estructural se abre para que la luz natural entre en los espacios interiores.





Módulo Bodega para barriles y botellas: un metro de concreto reforzado con una estructura de planta cuadrada, de 50 metros a cada lado, crea una cruz de luz natural en su centro. Elevada fuera de la tierra hay una pasarela de hierro para guiar a los visitantes del circuito de ruta. Una vez ingresado se recorren diversos corredores que van descendiendo hasta llegar a un túnel con una gran puerta automática que sugestivamente se abre a la majestuosa e inesperada cava a 10 mts bajo tierra. La cava se recorre por pasadizos colgantes y a la distancia se observan cuadros y barricas. El ambiente a media luz, los efectos de la iluminación sobre las paredes, la luz difusa central y la aromatización de la cava conforman un sorprendente conjunto difícil de olvidar. En el centro de la cava en horas del mediodía la luz solar atraviesa los cristales de la plaza que se halla por encima, dando al conjunto un misterioso e incomparable aspecto.




Módulo de Embotellado - Almacenamiento - Despacho: La unidad semi-subterránea con un acristalado balcón está situado en el nivel de la plaza exterior.

Módulo Centro de Turismo: Estructura cúbica acristalada, incluye una sala subterránea, la cava privada de la bodega y El restaurante Urban, inaugurado en octubre 2.006. Se accede por una escalera interior desde la bodega, o bien por el acceso principal. Su estructura de cubículo acristalado sobre un espejo de agua, junto con una decoración sobria y minimalista, permiten el protagonismo de la Cordillera para que los hasta 60 comensales puedan admirarla desde cualquier ángulo desde el interior.





Ubicación: La Consulta, San Carlos. Mendoza.
Propietario: Ortega Fournier, España.
Obra: Bodega y Restaurante.
Capacidad: 600.000 lts.
Superficie: 12.000m2
Fecha de finalización: 2007
Arquitectos: Eliana Bórmida y Mario Yanzón.
Jefe de Proyecto: Arq. Gustavo Albera.
Director Técnico: Arq. Gustavo Albera.
Equipo: Arq. Sonia Enriz y Arq. Paula Sánchez Abraham.
Empresa Constructora: Millenium S.A.
Cálculo Estructural: Ing. Juan Camps & Asociados.
Enólogo: José Spisso

La mejor obra de arte, un ¨cuadro viviente¨ de la Cordillera de Los Andes, ¨majestuosamente dispuesto¨ en una de las dos salas VIP disponibles…



Fuente: bormidayanzon.com, mendoza.com, comarcas.com.ar
Fotos: comarcas.com.ar, architecturelab.net

Bodegas Baigorri


Subterránea, solo se insinúa en el exterior a través de una caja acristalada, rodeada por un espejo de agua, que acoge al visitante, le regala una vista espléndida de viñas, de Samaniego y de Sierra Cantabria, le aísla del mundo y le relaja antes del recorrido que pretende educar y sorprender en los distintos procesos productivos con la gravedad como protagonista de todo el proceso productivo de la bodega.


Ubicada en la localidad alavesa de Samaniego, Bodegas Baigorri es fruto de un dilatado período de estudio y elaboración de proyecto, entre el promotor de la bodega –Jesús Baigorri- y el arquitecto Iñaki Aspiazu Iza, que comenzó el año 1997. Este Proyecto se acomete con criterios encaminados a conseguir la calidad del producto por encima del resto de las premisas; volviendo a los sistemas tradicionales, recuperando la gravedad como principal aliado para evitar el uso de bombas, conductos y otras maquinarias que puedan dañar la uva, y manteniendo los granos seleccionados en perfecto estado para la fermentación.

La obra que se presenta, pese a sus cualidades formales está dominada por un espíritu práctico, por una subordinación a criterios de funcionalidad material, alejándose en todo momento de la gratuidad de actuaciones formalistas, donde los detalles constructivos pierden protagonismo para ser herramientas esenciales al servicio de un sistema de elaboración racional.La integración de la arquitectura en el paisaje es uno de los puntos clave en la morfología de la bodega. Construído bajo el terreno, el edificio se adapta a la topografía del lugar y tan sólo insinúa en el exterior: la arquitectura adopta una posición sumisa y de respeto al medio donde se enclava.




El edificio está situado cerca de la carretera A-124. Desde el exterior sólo puede verse un cubo de cristal, cubierto con un tejado de cinc y elevado sobre una base de hormigón revestida con láminas de madera. Esta “urna” está rodeada por un estanque concebido como depósito de agua contra incendios, y se ecuentra en lo alto de una loma que desciende en ligera pendiente hacia el lado opuesto a la carretera. Por dentro está vacía, a excepción de unos pocos bancos y tres confortables sillones de piel, y hace al mismo tiempo las funciones de recibidor y de mirador, pues cuenta con bonitas vistas de los viñedos de la zona y de las localidades de Samaniego y de la Sierra de Cantabria.
El dualismo cromático implica a todo el proyecto: los tonos oscuros, cálidos, que desde la tierra contaminan la madera del basamento de la tierra, hasta alcanzar la zona más profunda de la bodega, donde se encuentran las barricas de roble; los tonos claros caracterizan los espacios interiores de cemento a la vista y, en particular, aquellas zonas que recogen las diversas fases del proceso y que necesitan de una buena iluminación. El acero inoxidable de los acabados, de las maquinarias, y de las cubas de fermentación refleja la luz de los grandes aparatos iluminantes suspendidos, multiplicando el efecto de los mismos.



El interior de la envoltura adquiere un fuerte carácter monolítico debido al uso extendido del hormigón y a la coherencia cromática con la que ha sido elegido el gres porcelánico antideslizante que reviste todos los suelos, cuya elevada resistencia a las agresiones mecánicas, a los agentes químicos y su facilidad de limpieza, lo hacen perfectamente apto para soportar los esfuerzos a los que es sometido. Ha sido elegida la Pietra Piasentina, de la colección New Stone, en el formato 30x30 cm. y Asiago, de la colección Graniti, en el formato 20x20 cm. – suministradas por GranitiFiandre - colocadas ambas en losas de grosor aumentado (12mm.), altamente resistentes y, por tanto, especialmente adaptadas a ambientes de producción como las bodegas.


La elección subterránea encuentra confirmación en la organización funcional, elaborada y definida en sección siguiendo las fases del proceso productivo. Procediendo de arriba hacia abajo, en seis alturas debajo de la ¨caja¨de cristal, y alcanzando los 30 metros de profundidad, el programa de la bodega se desarrolla en tres niveles distintos. Las uvas llegan con los camiones que entran en el edificio y descargan en el nivel +0,30. Después de una selección de los racimos, el proceso avanza y el material baja a los niveles inferiores para la maceración, la fermentación, hasta la gran sala abovedada de las barricas.
La zona administrativa se encuentra en el nivel inmediatamente inferior y en ella se encuentra una tienda de vinos y de productos artesanales, una sala de proyecciones, una sala expositiva y otra dedicada a la degustación, cada uno de las cuales está separada de las otras por paredes transparentes, creándose una permeabilidad total entre los distintos espacios



Desde esta planta se descubre en su totalidad la nave de elaboración, pudiéndose disfrutar de una visión total de un espacio de grandes dimensiones 50m de largo, 32m de ancho y 25m de alto, donde se desarrolla en distintos niveles el proceso de elaboración del vino en un orden didáctico que empieza con la recepción de uva, su selección, fermentación en depósitos, prensado y acaba con la Sala de Barricas, en una planta aislada del resto que proporciona las condiciones ideales para la Crianza. El espacio se puede recorrer fácilmente a través de grandes rampas y el proceso de elaboración de las uvas puede ser seguido completamente, tal y como se aprecia en la entrada anterior en el video de Bodegas Baigorri. La nave de elaboración contiene depósitos troncocónicos de acero inoxidable, así como cuatro tinos de roble francés en los que se lleva a cabo la fermentación alcohólica del vino de gama más alta de la bodega. La uva se traslada a los depósitos en contenedores cilíndricos de 2.000 kilogramos de capacidad, que son elevados hasta la parte superior por medio de una grúa. El mismo procedimiento se emplea para realizar los remontados durante la fermentación. La planta incluye también una pequeña sala de barricas climatizada, en la que realizan la fermentación maloláctica los mejores vinos de la bodega. La nave de crianza se encuentra en un nivel inferior y posee control automático de temperatura y humedad. Alberga unas 3.000 barricas, el 90% de roble francés, el 8% de roble americano y el porcentaje restante de otras variedades en fase de experimentación. La nave contiene también seis enormes fudres de roble francés para realizar ensamblajes. Piso a piso, se va dando forma a vinos con marcada personalidad y equilibrados. Blanco Fermentado en Barrica, Maceración Carbónica, Crianza, Reserva y un vino de autor, Baigorri de Garage.


Los elementos estructurales son en gran parte prefabricados, ya que las armaduras habrían sido muy caras para el tipo de estructura elegido por el proyectista, el arquitecto Iñaki Aspiazu. El uso de cemento armado precomprimido para los entramados ha sido necesario tanto por las elevadas cargas a las que están sometidos, como por los amplios espacios libres cubiertos.


El intento de reorganizar el edificio según un programa racional que siguiese perfectamente las exigencias del cliente y, al mismo tiempo, la voluntad de realizar una arquitectura atenta a las sugerencias del contexto, ha sostenido todo el proyecto. El resultado es de absoluto respeto respecto al paisaje y a las hileras de cepas, que corren a lo largo de la superficie de la colina, parecen atravesar la cima como si no existiera ninguna interrupción.

Visitando la página de Bodegas Baigorri podrás disfrutar de varios VTR de 360° de los diferentes espacios de la misma desde la sección ¨La Bodega¨: Zona de Selección de Uva, Nave de Elaboración y la Nave de Crianza


Proyecto: Iñaki Aspiazu Iza
Colaborador: José María Alberola
Instalación: José Antonio Padillo
Estructuras: R. Lahidalga y Typsa
Realización: 2003
Superficie cubierta: 14.000 m2
Coste total: 7.212.000 euros (aspiazu.com)
Inversión total: sobre los 15 millones de euros (lugardelvino.com)



Fuente: aspiazu.com, floornature.biz, verema.com,vinoturismorioja.com
Fotos: aspiazu.com, flickr (Jonathan Chanca)

Bodegas Baigorri (video)



Video importado desde lariojacom.tv. Recorrido interno por esta interesante bodega, en la que no se utilizan medios mecánicos en la producción del vino, a fin de no dañar la uva o el vino, sino que todas la operaciones son realizadas por gravedad.

Frases de arquitectura y diseño

¨La función de la arquitectura debe resolver el problema material sin olvidarse de las necesidades espirituales del hombre¨.

Luis Barragán

Arquitectura del Vino en video (I)

Reportaje de 2TVE de las bodegas alavesas Baigorri, Ysios y Marqués de Riscal, diseñadas por los arquitectos Iñaki Aspiazu, Santiago Calatrava y Frank O. Gehry respectivamente.



Video publicado en YouTube por reuben323

Bodega Viña Real




La bodega es una imponente obra de arquitectura con un llamativo interior ideado para conseguir las máximas calidades en el proceso de elaboración y crianza de vinos. En palabras de los propietarios, el arquitecto francés Philippe Mazières “ha sabido conjugar la idea del hombre, nobleza y modernidad con el hormigón, madera y acero inoxidable, componentes principales de la nueva bodega”.

Después de una exitosa historia de varias décadas, el grupo bodeguero CVNE (Compañía Vinícola del Norte de España) fundado por los hermanos Real de Asúa decidió dar forma a Viña Real como bodega independiente, poniendo en marcha para ello un ambicioso y espectacular proyecto arquitectónico.


Viña Real se encuentra en lo alto del Cerro de la Mesa, en la Rioja Alavesa. El edificio con forma de tina es el corazón de la bodega y alberga la sala de fermentación donde el vino reposa. Además, cuenta con una construcción de madera “Red Cedar”, Cedro Rojo del Cana y dos colosales túneles perforados en la misma roca del cerro, donde se lleva a cabo la crianza del vino.




Interiormente, la espectacular tina está dividida en dos pisos. En la planta superior se encuentra la nave de vinificación que emplea tecnología de punta, desde su tolva vertical (primera en instalarse en España y hasta el momento única) que realiza un giro sobre su eje depositando la uva sobre la cinta transportadora que sirve a sus vez como mesa selección, hasta la espectacular grúa central.



En el piso inferior se encuentra la sala de barricas, de forma circular. Esta tina está unida a la línea de embotellar, el edificio de Cedro Rojo del Canadá y a los dos túneles interiores del cerro.


Viña Real dispone de un sistema de transporte del mosto mediante depósitos móviles de acero inoxidable con capacidad de 5000 litros. Elevados y transportados por una grúa, estos depósitos permiten que el mosto caiga por la propia gravedad, hasta el correspondiente depósito, donde realizará la fermentación alcóholica. La fermentación maloláctica es realizada en depósitos de cemento. Luego el vino es trasladado a barricas y tras su período correspondiente de crianza es embotellado y posteriormente comercializado.



Los primeros vinos bajo esta marca fueron lanzados al mercado en 1920. Estos vinos se elaboraban con uvas de la zona de Elciego, en el corazón de la Rioja Alavesa, donde se encontraban las viñas próximas al viejo Camino Real, de donde procede el nombre de Viña Real. Clásicos de Rioja desde siempre, hoy se define a los vinos de Viña Real como “vinos modernos, pero a su vez preparados para una larga vida”.







Fuente: www.cvne.com, bodegasyvinos.com
Fotos: www.cvne.com
Se ha producido un error en este gadget.
Blog Widget by LinkWithin