Páginas

Viña Almaviva, Baron Phillipe de Rotschild - Concha y Toro S.A.


Situada en Puente Alto, esta bodega fue diseñada por el arquitecto chileno Martín Hurtado. Construida en 1998, e inaugurada en el año 2000, esta bodega se reconoce como una perfecta integración del diseño y funcionalidad.

El proyecto de Almaviva Winery contempla la construcción de las nuevas bodegas para la instalación en Chile de una planta de elaboración de vinos primer orden, producto de la sociedad de la viña francesa Baron Phillippe de Rothschild y Viña Concha y Toro de Chile.


El planteamiento consistía en compatibilizar un ordenamiento simple y claro, propio de una labor industrial con el recorrido secuencial de visitas eventuales, propio de una viña boutique. Dado que cada recinto requería de diferentes tamaños y alturas se trabajaron las cubiertas en base a una serie de curvas ondulantes que buscan armonizar su imágen exterior con el paisaje circundante, estableciendo un contrapunto con el horizonte verde de las viñas. El sistema constructivo requería ser rápido y de fácil crecimiento.


Tras un detallado estudio del proceso de producción que se utilizaría, con el objeto de definir la secuencia lógica de labores involucradas, se planteó una espina central de servicios y circulación interna que establece un recorrido peatonal longitudinal que comunica directamente las bodegas con las oficinas ubicadas en el petit chateaux existente, mas una serie de naves laterales de recorrido transversal con un sentido de crecimiento lineal, que albergan las distintas áreas productivas del programa. El problema era como construir con técnicas actuales y modernas las bodegas de vinos que tradicionalmente se han asociado a imágenes de arquitectura clásica y tradicional.

Si la alianza estratégica de ambas viñas busca complementarse y optimizar mercados en una nueva aventura comercial, el arquitecto consideró que ello debía quedar reflejado en una arquitectura de imágen fuerte y vigorosa que representase el nuevo empuje y vitalidad que anima a ambas viñas, con una imágen rotunda y austera, en base a materiales nobles de una bella y cálida expresión en el tiempo.


El vino desde siempre ha utilizado la madera como un aliado en su proceso de producción. De ella extrae aroma y sabor, y a ella se asocia en el lento y delicado proceso de envejecimiento, en donde el tiempo le agrega calidad y deja sus huellas, huellas de un envejecimiento que hace más patente que la madera es un material vivo que, al igual que el vino, mejora con el envejecimiento natural.

Se planteó un sistema constructivo en base a un esqueleto soportante de marcos de madera laminada prefabricada montados sobre fundaciones y zócalos de hormigón, con pisos de radier afinado y baldosas de alto tráfico con canaletas de evacuación de aguas.


La nave central de las cuvas de vinificación mas la mezanina y la sala de embotellado, son de hormigón con el objeto de facilitar las labores húmedas que albergan y su permanencia en el tiempo.



Los revestimientos interiores y exteriores de tabiques y cielos del resto de las naves son de placas de madera terciada tinglada alternando acabados de terminación según su función. Las cubiertas son de planchas de zinc-alum industriales pre-curvadas. Todas las tabiquerías perimetrales tienen una aislación térmica en base a aislapol sellado con poliuretano expandido que asegure las temperaturas medias interiores requeridas en cada recinto. El objetivo fue utilizar un sistema mixto que permitiera adecuarse a los requerimientos propios del programa.




Fuente: almavivawinery.com, martinhurtado.cl
Fotos: martinhurtado.cl

Frases de arquitectura y diseño

¨La arquitectura es la voluntad de la época traducida a espacio¨.

Mies Van Der Rohe

Bodegas Portia


“El perfil del edificio es bajo pero muy expresivo, volumétrico y respetuoso con el paisaje”. “Imagina el corazón de una flor como el centro que une tres pétalos, uno para cada paso de la elaboración del vino: la fermentación, las barricas y el embotellado”. Norman Foster


El estudio de Norman Foster ha sido el encargado de diseñar una nueva bodega para el Grupo Faustino, ubicada en la localidad burgalesa de Gumiel de Izán, enmarcada dentro de la Denominación de Origen de Ribera del Duero, con una superficie de 11.300 m2 y una capacidad de producción de un millón de botellas anuales por un coste de 25.000.000€.
Antes de elaborar el diseño definitivo, el equipo de Norman Foster participó en dos vendimias del Grupo Faustino para conocer de manera exhaustiva el proceso de la elaboración del vino. El diseño cuenta con tres plantas, que se divide internamente en varias zonas, aprovechando la forma de estrella de tres puntas con que está diseñada, reflejando así las principales fases de este proceso: fermentación, envejecimiento y conservación.


Según explica Foster, la bodega está diseñada como una flor o un trébol con un corazón central al que acceden directamente los tractores cargados de uva y la depositan, ésta cae por la efecto de la gravedad a los tanques de fermentación y tras catorce días pasan a las barricas, donde están hasta dos años, en función del envejecimiento que se quiera. Después pasan a la sala de envejecimiento en botella.


Las distintas necesidades de cada momento, la fermentación en cubas de acero, el envejecimiento en barricas de roble y, finalmente, la armonización y afinamiento de la botella, fijan los tres volúmenes del edificio, controlado por un centro de operaciones situado en el corazón del mismo. Las alas que albergan la Nave de Barricas -6.000 entre roble francés y americano- y la Nave Botellero -con capacidad para 750.000,botellas-, se encuentran parcialmente hundidas bajo tierra proporcionando las condiciones más favorables para el envejecimiento. Por el contrario el ala de fermentación está expuesta, permitiendo la expulsión del dióxido de carbono. Enterrando la estructura, no sólo se reduce el impacto visual, sino que además contribuye al diseño sostenible de la bodega, ya que la estructura de hormigón utiliza masa termal para controlar la temperatura ambiente del interior.



Los materiales usados son también los que están presentes en los procesos de producción del vino: acero, roble y cristal. Sin duda, uno de los elementos más singulares de Bodegas Portia es el concepto de verticalidad con el que ha sido diseñada, de forma que la uva llega a la bodega desde una cubierta transitable a la que pueden acceder los vehículos.
El techo de Portia estará cubierto de paneles solares y mientras que el interior de la nueva bodega se caracterizará por la transparencia de sus cristaleras, las paredes verticales que hacen de fachada están fabricadas en un acero corten que con la oxidación y el paso del tiempo adquirirá según Foster “el color del paisaje, de la tierra y del vino”.


El website de Bodegas Portia tiene una presentación de los diferentes sectores de la bodega a través de imágenes de la maqueta del proyecto.





Fuente: Bodegas Portia, arqhys, eladerezo.com
Fotos: ICAL, urbanity.blogsome.com

Bodega Ysios


La bodega, concebida como templo consagrado al vino, se inauguró en 2001 y se convirtió en la “bodega de autor” pionera en Rioja. El proyecto arquitectónico, inspirado visualmente en una copa de vino, fue desarrollado por Santiago Calatrava. El efecto visual, la sublimación de una hilera de barricas, es una composición vanguardista y perfectamente acoplada con el paisaje, hasta el punto de convertirse en un símbolo paisajístico en el entorno de Laguardia.

En la Rioja Alavesa, el grupo Domecq Bodegas, uno de los mayores grupos en la región de La Rioja, encargó a Calatrava de crear una pieza distintiva de la arquitectura en las colinas rocosas de la Sierra de Cantabria en el norte de España, para la promoción de uno de sus productos más exclusivos. El sistema de esta planta baja y la industria respondió a la necesidad de acomodar las operaciones básicas de la producción de vino: hacer, almacenar y vender vino.




Situado cerca de una hora al sur de Bilbao en coche, Ysios es una de las primeras bodegas españolas para competir con sus homólogos franceses hacia el norte. El edificio está ubicado en un sitio aproximadamente rectangular, con pronunciados cambios de grado, la mitad de los cuales está cubierto de viñedos. El edificio de 8.000 m2 se extiende simétricamente a partir de la curva de mayor techo de la entrada monumental, un espacio de altura vertiginosa que actúa como su espectacular atrio con una ventana de gran altura. La configuración lineal acomoda el proceso de elaboración de vino y se coloca a lo largo de un eje este-oeste.


Está construido por dos muros de carga longitudinales de hormigón, de 26 metros y 196 metros de largo, con una forma sinusoidal en planta y en elevación. Los materiales utilizados son los utilizados en la elaboración del vino: el roble, montadas en horizontal y el aumento de la longitud del edificio, y por el brillo de metal del techo y el interior elementos. De manera compatible con la fachada, el rasgo más distintivo es un techo radiante de aluminio, formada por la ondulación de olas que evocan e interactúan con el paisaje circundante.




El área de visitantes ocupa el centro del edificio con una vista de la bodega y viñedos, proporcionando un espacio pacífico para la degustación de vinos. El diseño es una demostración de la solidez de los principios poéticos de Calatrava, que puede adaptarse a una amplia gama de circunstancias. Al mismo tiempo, también muestra cómo es su proceso profundamente arraigado en la región, respetuoso con un entorno que debe su identidad no sólo a su entorno natural, sino también a su cultura como un lugar de cultivo.



La intrincada geometría de la estructura crea un perfil fuerte, pero no imita a la topografía circundante, con las cumbres nevadas del Pyreness en la distancia. Se monta como una ola rodando suavemente entre sus formas. Ysios recuerda las líneas sinuosas de la azotea de Gaudí.

Área total del sitio: 72.000 m2
Área urbanizada (incluyendo dos piscinas): 15.384 m2
Área de construcción: 8.000 m2

La bodega Ysios, de la Denominación de Origen Calificada Rioja obtuvo en 2.006, el galardón "Best Of" internacional al turismo enológico, que otorga la Red de Capitales y Grandes Viñedos, en la categoría de Arquitectura.


Me declaro admiradora del trabajo del arquitecto español Santiago Calatrava desde que estaba estudiando arquitectura, por su facilidad de crear obras asombrosas, de un gran manejo plástico -sin abuso de la estética formal- en función y armonía con la funcionalidad de los espacios, que hacen de ellas, iconos de la arquitectura.





Fuente: architectook.net, arqchile.cl, Domecq Bodegas
Fotos:
arcspace

Frases de arquitectura y diseño

" Arquitectura es cuestión de armonías, una pura creación del espíritu. Empleando piedra, madera, hormigón, se construyen casas, palacios; eso es construcción: el ingeniero trabajando; pero en un instante, tocas mi corazón, me haces bien, me siento feliz y digo: esto es hermoso, esto es arquitectura, el arte entra en mí. "

Le Corbusier

Cuando de diseño de etiquetas se trata...

Conseguir la etiqueta perfecta no es tarea fácil. Se trata de un proceso que tarda meses -incluso años-, y en el que el diseñador trabaja codo a codo con los ejecutivos de las viñas.

El tipo de papel tampoco queda al azar, pues es necesario que se adapte a cada vino. A juicio de los expertos, lo más difícil es construir la etiqueta de los vinos blancos porque la gente los lleva al congelador y pocos materiales lo resisten adecuadamente. Aunque se obtienen mejores resultados con papeles con más de 100 gramos de espesor, la mayoría de las viñas utiliza 90.
"Elaborar una etiqueta requiere bastante experiencia. Hay códigos visuales que son muy específicos, que van más allá del diseño, y tienes que interpretar el espíritu del vino", dice Piano.

Algunas de las que hicieron historia....

PIONERO DE MORANDÉ
En 2008, esta etiqueta fue elegida la mejor del mundo en el segmento de los varietales por la revista Wines & Spirits. Un trabajo del gran estudio chileno
Piano y Piano .
Hace ocho años que Luis Piano se dedica exclusivamente al diseño de etiquetas para vinos, transformándose en uno de los mayores referentes del área. Formado en su natal Argentina, este diseñador y también fotógrafo llegó a Chile a principios de los 90.

"Soy un poco maniático", dice el artista para explicar su estilo de trabajo. Señala que cuando comienza a trabajar con un nuevo cliente, se encarga de todo. "Lo único que delegamos es la imprenta", agrega. Cuenta que si el cliente le entrega el visto bueno un domingo a las 3 de la tarde, en ese mismo instante se pone a trabajar.

Tal obsesión con el trabajo parece haberle dado frutos. Porque además de múltiples premios tanto nacionales como internacionales, trabaja para las viñas más importantes del país, como Concha y Toro, Morandé y San Pedro.


YELLOW TAIL
Un canguro es el símbolo de este vino australiano que, de la nada, pasó a ser el más vendido en EE. UU (5 millones de cajas). Este éxito se debe en parte a una simple y no intimidante etiqueta que es visualmente atractivo y presenta con claridad la información del producto. La etiqueta fue elegida cuando la familia Casella contacto a Barbara Harkness, diseñadora de etiquetas con sede en Adelaida, Australia.



MONTES
El pintor e lustrador británico Ralph Steadman diseñó los ángeles que visten la botella de los vinos Montes Cherub y Montes Folly.







CHÂTEAU MOUTON ROTHSCHILD
Acostumbrada a poner en sus etiquetas a creadores como Dalí, Matta, Miró o Picasso, en 2004 fue el Príncipe Carlos quien adornó una botella de esta viña. En el portal The Artist Label puede verse una interesante muestra de todas las etiquetas de esta bodega desde 1.945 hasta el 2.004, con sus respectivos enlaces sobre el artista involucrado por Wikipedia. La etiqueta ilustrada es de 1.969 por Joan Miró.




Fuente: todovinos.cl, theartistlabels.com

Bodega Catena Zapata


Situada a 940 metros sobre el nivel del mar, en Agrelo, al pie de los majestuosos Andes, la construcción cuenta con la más moderna tecnología para la elaboración de vinos disponible en la actualidad.

En el momento de elegir el estilo arquitectónico de la bodega, Nicolás Catena Zapata se preguntó qué tipo de arquitectura podía simbolizar el carácter único del terroir mendocino, albergado al pie de la Cordillera de los Andes. Una pirámide maya fue su decisión final. “Nunca se me ocurrió construir un chateau francés o una bodega que se pareciese a un palacio italiano”, explica Catena. “Pertenecemos al Nuevo Mundo, así que lo lógico es que nuestro homenaje sea hacia los que nos legaron nuestro patrimonio ”.

Nicolás Catena Zapata y el arquitecto Pablo Sánchez Elía se inspiraron en las ruinas mayas de Tikal, en Guatemala, y levantaron esta original bodega en forma de pirámide, realizada con piedras de canteras andinas cercanas a la bodega y escala imperdible en cualquier itinerario de las rutas del vino.


Los espacios interiores recuerdan a los grabados de Piranisi, con sus diferentes niveles, recorridos transversales y luz cenital. La disposición de los espacios sirve para la escenificación de la transformación del mosto en vino. Este edificio está diseñado con tres plantas, sin embargo es sólo la planta baja que juega un papel en la producción del vino. El sótano alberga barricas artísticamente dispuestos en torno a una sala de cata de vidrio cerrado con una impresionante mesa de palo de rosa alrededor de 20 metros de largo hechas de un solo árbol en la región de Misiones. Tal como se aprecia en ésta interesante infografía de la bodega realizada por
Patricio Cueto Rua a partir de la vista frontal, donde se observa el esquema de actividades que se desarrollan dentro de la bodega.


Aparte de las oficinas y salas de degustación, los otros dos pisos cumplen función exclusivamente para los fines del visitante. El edificio ofrece un espacio para inspirar a los turistas a venir y disfrutar de las vistas de viñedos y sierras vistas, antes de la degustación de algunos de sus premiados vinos.


La producción de vino se lleva a cabo en un modesto edificio de la fábrica situada detrás del templo, lo cual podría resultar desilucionante desde el punto de vista de concepción de diseño de una bodega como centro de producción de vino.

Planos de plantas y secciones de esta bodega pueden verse en este link del libro
Wineries



Fuente: winesur.com, theargentinetimes.com
Fotos: flickr, areadelvino

USB Château Pontet-Canet, para los amantes del vino.


Este innovador dispositivo USB está orientado directamente a la alta categoría oenophile. Los fundadores del proyecto BeWine Connected, Alfred Tesseron y Emmanuel Etcheparre, estaban buscando una manera de combinar los elementos tradicionales que gozan los conocedores de vino con la tecnología moderna.

Etcheparre fue el diseñador detrás de esta "herramienta hecha a medida que refleja con precisión la imágen de Pontet-Canet: un modelo a escala de la botella ocultando una memoria USB", dijo un comunicado de prensa.

"Este pequeño, accesorio extraíble capta el mayor icono de Burdeos: su botella de vino. Este innovador y exclusivo concepto es el regalo ideal para todos los amantes del vino, así como aquellos que les gusta señalar a efectos de tanto el contenido como el contenedor. "

El dispositivo USB tiene un video del recorrido por la
finca y bodega Pontet-Canet , así como con una degustación de las cosechas vintage de la bodega por Michel Rolland. Otros aspectos incluidos en el pendrive de 1 GB son "tonos de llamada de teléfono móvil con vino-temas, software de administración de bodega, una referencia de vinos de Burdeos Grand Crus Classés, un entorno de escritorio dedicado al vino (protector de pantallas, ect)."

BeWineConnected está disponible en francés, inglés y alemán, con ediciones en japonés y chino en camino. Su costo es de 35 Euros.



Fuente: bewineconnected.com

Reflexiones...


El diseño está presente en cada momento de nuestras vidas.

Un diseño bien concebido debe resolver el aspecto funcional eficientemente a la vez de proporcionarle un aspecto atractivo que lo haga distintivo del resto de los de su género. Es así como en la moda, la medicina, la arquitectura, la ingeniería, el diseño industrial, el diseño grafico, y pare usted de contar, se realizan grandes desarrollos de la mano de la tecnología.

Tomar las decisiones correctas durante el proceso de diseño son claves para un desarrollo sobresaliente.

Sacacorchos Pulltap's Classic, de Pulltex


El sacacorchos modelo Pulltap's Classic de la marca Pulltex es uno de los principales referentes en el mundo del vino. Su sistema de doble palanca, patentado internacionalmente, permite extraer el corcho sin doblarlo ni romperlo, con facilidad y comodidad y su acabdo cromado le confiere un aspecto clásico y elegante. Una garantía de calidad y efectividad inigualables.

Este tipo de mecanismo suele llamarse también de impulso o de dos tiempos.


Fuente: Pulltex

Sacacorchos Sócrates, de Alessi


Diseñado por Jasper Morrison para la marca Alessi, este sacacorchos totalmente de acero inoxidable y con una estética muy industrial, basa su poder en un mecanismo bien sencillo y práctico: la doble palanca. “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” decía Arquímedes.


Fuente: Vino al dia

Bodega Dairen


Bodegas Darien conjuga toda la esencia tradicional de Rioja con una visión de vanguardia, tanto en los vinos, como en la bodega, su gastronomía y su arte.

Visitando el blog de Adictos a la Lujuria (quienes hacen visitas por diversas bodegas de España haciendo una detallada descripción del recorrido hasta la cata de los vinos), encontré esta bodega que me pareció interesante desde el punto de vista del manejo formal de volúmenes prismáticos sobre el verdor de los viñedos.

A 7 km de Logroño, por la carretera de Zaragoza nos encontraremos con la imponente arquitectura de Darien, una de las bodegas riojanas que mejor han sabido combinar tradición y modernidad. Con un diseño extremadamente exquisito, la visita a la bodega tiene un gran atractivo enoturístico. Además organizan cursos de cata de vinos, tienen un espacio de arte, un restaurante de alto nivel y salas preparadas para organizar eventos corporativos, también disponen de una sala excepcional donde podremos ver una representación de los vinos elaborados en la bodega, desde un reserva, a un gran reserva, destacando un rosado con unas características especiales que lo hacen diferente a otros vinos de su gama.

El arquitecto Jesús Marino Pascual es el responsable de plasmar todo el espíritu y la filosofía de los vinos Darien en una bodega muy singular de 7.130,93 m2 construidos.

No ha habido detalle que no se haya tenido en consideración: el cuidado y la integración con el delicado paisaje de la finca Darien I ha sido una premisa; la sostenibilidad energética, un principio; el orden, la funcionalidad y la incorporación de la última tecnología enológica una obligación.


La inspiración salió de los propios viñedos riojanos “…donde la sucesión de lomas y cerros hacen crear al hombre una interminable malla de viñas separadas entre sí por pequeños taludes y ribazos… de esos ribazos emergen piedras, piedras con aristas todavía no erosionadas por el viento. Así, siguiendo esta analogía, en el ribazo sobre la viña, del cerro que lo domina, emerge la bodega presentándose como una agregación de grandes peñascos que giran unos sobre los otros dejando pasar la luz.
Entre cuerpo y cuerpo, entre cara y cara se ocultan grandes paños de vidrio que iluminan estancias y lugares nunca convencionales”.


Especial atención merece la sala-museo de la Historia de la Cerámica en La Rioja, una singularidad cultural de la bodega, propietaria de esta valiosísima colección sobre la que desarrolló su tesis doctoral el historiador Enrique Martínez Glera.

Se trata de una sala pensada y construida expresamente para albergar la colección. Necesitábamos luz cenital para dibujar bien las formas de las vasijas. Ello explica la macla de las dos pirámides truncadas e invertidas, cuya superposición nos permite albergar las dos plantas. Y los planos inclinados de la figura piramidal, la disposición de estantería de manera escalonada, posibilitando así obtener iluminación cenital en todas las piezas sin producir sombras una sobre otra.


Todo se convierte en un ejercicio de racionalidad enlazando espacios y recorridos, cambiando de ambientes, pasando del luminoso hall a un secuencial oscurecimiento que desciende hacia las entrañas de las tierras que cobijan la bodega propiamente dicha. Es una zona de poca luz, sombría y misteriosa, un recinto panorámico desde el que divisamos la sala de elaboración roja, de color vino, tonalidad que contrasta con el brillo del acero inoxidable de los depósitos de fermentación. Y luego la sala de crianza o barricas, levemente iluminada, donde sólo vemos barricas y las imponentes vigas arqueadas del techo con el mismo perfil de una barrica. Y después, la sala de envejecimiento o botellero, con un ambiente que invita al respeto y al silencio: el vino duerme, necesita quietud.






Fuente: Adictos a la Lujuria, Jesús Marino Pascual, Bodega Dairen, europaconcorsi.com
Fotos: J. Marino Pascual & Asociados / Adriana Landaluce

El arte de vestir un vino


En un vino, el "packaging" habla del objetivo de la bodega. Etiquetas convencionales apuntan a clientes tradicionales, mientras que las más atrevidas y coloridas buscan captar a los "nuevos consumidores".

Como en todo segmento de consumo masivo, el packaging diferencia al producto en el punto de venta. Sin embargo, Santiago Zemma, propietario del estudio de diseño Zemma & Ruiz Moreno, autor de varias de las etiquetas más famosas del país, comentó que en el caso del vino "si bien la primera impresión es importante, debe existir una buena relación entre calidad y la presentación, ya que las modas pasan pero los estilos no".
Los responsables de los estudios de diseño e identidad corporativa coinciden en que debido al crecimiento de marcas, la innovación es primordial. Además, aseguran que las bodegas se están animando a innovar con un estilo más despojado, colorido y divertido. Las marcas tradicionales, en cambio, se apegan a estilos sobrios.

Etiquetas y packaging

Desde el punto de vista de la etiqueta, Santiago Vaz, jefe de Producto de Avery Dennison, ve dos grupos. "Por un lado tenemos vinos para el consumidor tradicional, en donde la etiqueta tiene poca información (nombre, bodega, varietal y cosecha), pero con diseños que transmiten sobriedad y estilo. Por otro lado, el segmento joven se caracteriza por etiquetas con mucho color e información (descripciones, maridaje, etc.)".

Según explica, "estos dos segmentos se comercializan en lugares distintos, no es lo mismo resaltar en una góndola de supermercado que en una vinería, en donde el consumidor probablemente ya sabe qué vino va a comprar, aún antes de entrar".

Así como se diferencian "Viejo" y "Nuevo" Mundo en estilos de vinos, en las etiquetas y packaging pasa lo mismo. Thomas Siedmann, gerente de Marketing de Nieto Senetiner, explica que "las etiquetas de Europa se caracterizan por ser de gran tamaño, de formato rectangular, poseer mucho texto y bajo impacto visual. Por el contrario, las de Australia, EEUU, Nueva Zelanda, Argentina, entre otros, varían en sus formatos, simpleza, de poco texto y con mayor impacto visual. El Nuevo Mundo irrumpe con otros conceptos, con nuevos códigos; acá es donde Argentina tiene la posibilidad de crear una tendencia y marcar un rumbo si investiga cómo explotar creativamente su potencial".

Analía Videla, directora de Wine Institute, comentó que las etiquetas buscan colores y diseños más arriesgados. No obstante, "la vestimenta del vino varía según el precio, el público y al mercado. Los productos Premium se siguen caracterizando por ser sobrios y clásicos. En conjunto con el nacimiento de los vinos del Nuevo Mundo se desarrollaron etiquetas y packaging innovadores. Vinos jóvenes para un público nuevo; acá es donde se permiten etiquetas más coloridas, con dibujos, etc.".

Cecilia Iuvaro, directora del estudio de diseño Iuvaro, comentó que la palabra "innovar" en packaging se tiene en cuenta cuando se destinan vinos a supermercados.

"Muchas veces los estantes de las vinotecas están llenos de etiquetas blancas, pálidas, tiza, papeles texturados, (característicos de los vinos tradicionales) y esto produce confusión a la hora de elegir el vino. Cada tres o cuatro años las bodegas rediseñan su packaging y lo que estamos notando es que de a poco se están animando, aunque sean tradicionalistas, a innovar".

Santiago Zemma piensa que las etiquetas deben cambiarse lo menos posible. Dice que "la calidad del vino debe ir acompañada por una imagen coherente con ella. Es importante pensar quiénes consumirán determinado vino, para qué ocasión, cuál es el nivel de conocimiento, entre otros factores. No hay que perder el valor de la marca".

Afirma que Argentina debería iniciarse en la denominación de origen. "Todos los lugares son distintos debemos comunicar lo más característico nuestro, la diversidad de cultura, regiones y clima".

Finalmente, destacó que a la hora de trabajar con una bodega o marca evalúa el mercado al cual va dirigida. "Trabajamos con la psicología e historia de las marcas y de ahí pensamos en el packaging; se trabaja con el concepto de lo que el cliente quiere transmitir; de ahí se diseña". Dijo además que "se evalúa a la competencia, cuáles son los atributos de la marca y la de los competidores. Así se crea, trabajando con la diferenciación".

Acaparar a "new consumers"

Desde hace unos años las innovaciones han tocado a la puerta; y esto se debe a que las bodegas apuntan a llamar la atención de los nuevos consumidores. Uno de los casos más llamativos es el de Yellow Tail, vino de Australia cuya etiqueta tiene la imagen de un canguro de cola amarilla en colores vivos y llamativos; esta firma supo crear esta marca dirigida a la generación de los "millennials", es decir, hombres y mujeres estaunidenses de entre 21 y 28 años.

Cecilia Iuvaro contó que uno de los casos locales que tuvo mucho éxito en el mercado inglés, con el diseño y el tipo de producto, fue "Lo Tengo" de Norton con una imagen lenticular; "esto fue toda una innovación tecnológica".

Por otro lado, Tomás Siedmann comentó que desde lo técnico se observa una gran variedad de formatos (bordes irregulares, en dos cuerpos, obleas, bajos, nuevos materiales). Explicó que hay una gran tendencia a que las etiquetas de los productos de mediana y alta gama incorporen elementos como la firma del enólogo, partidas limitadas, sellos, número de lote, nombre de viñedo, entre otros.

Siedmann mencionó que "se están utilizando elementos indígenas, se trabaja con temas de la flora y fauna de la región; mientras que en Estados Unidos y Europa están surgiendo temas ecológicos".

Vaz nota que "en Sudamérica las etiquetas son cada vez más sofisticadas en cuanto a diseños y materiales, pero aún no se ven con fuerza proyectos que incluyan materiales "eco friendly" que son una opción fuerte en Europa o Estados Unidos. Las bebidas espirituosas, han acelerado el cambio de botellas serigrafiadas a etiquetas de films transparentes con efecto "No label look·" (aparentando que no tienen una etiqueta pegada)".


Fuente: Area del Vino

Boceto de sacacorchos de Leonardo Da Vinci

Todas las reseñas bibliográficas de este útil y práctico instrumento atribuyen su origen como inglés en el siglo XVII.(La primera referencia textual a un sacacorchos procede de Inglaterra y corresponde al Tratado de la Sidra, escrito por James Worligge en 1676, donde habla de "un tornillo de acero utilizado para extraer los tapones de las botellas". Técnicamente, no se trataba exactamente de un sacacorchos tal y como hoy lo conocemos, sino más bien de una especie de barrena similar a la que se empleaba para limpiar las armas de fuego). Fue a partir de entonces que las botellas de vino comenzaron a reemplazar a los barriles, al tener con qué destaparlas.

Fue que queriendo encontrar el gráfico del primer sacacorchos, que me topé con el
Museo del Sacacorcho, del coleccionista francés Daniel Bouté, con residencia en España, -con una colección de más de cuatro mil sacacorchos- quien dice que el verdadero ideólogo del sacacorchos fue Leonardo Da Vinci, en el siglo XV, cuando aún no se utilizaba el corcho, por lo menos para tapar las botellas.

Vale mencionar que entre los innumerables y valiosos aportes que Da Vinci realizó a nuestro mundo de hoy día, tenemos -además del sacacorchos- una rebanadora de pan, molino de pimienta, maquina para fabricar spaguetti llamada “Spago Mangiabile” (cordeles comestibles)... y para facilitar el comerlos, inventó el tenedor de tres dientes.



Fuentes: Museo del Sacacorchos, enplenitud.com, wikipedia

Las diez maravillas arquitectónicas del mundo del vino. II Parte

Dominus Winery, California


Cuando Bodegas Dominus decidió construir su nueva bodega en Napa Valley, California, recurrieron a los arquitectos Herzog & De Meuron por un diseño funcional, almacén con consideraciones ambientalistas, bodega y edificio de oficinas. El resultado es un impresionante angular obelisco de piedras naturales dentro de una malla de alambre duro. De lejos, el edificio parece ser plenamente de concreto, pero a medida que se aproxima su carácter de piedra se revela. El resultado es un sistema funcional que permite que la brisa de California airee la bodega y su producto. (fotos cortesía: ianxharris y brandonshigeta)


Peregrine Winery, Nueva Zelanda

El diseño industrial y sencillo de la cubierta de Chris Kelly permite el paso de la luz al mismo tiempo que ofrece unas vistas espectaculares del campo. Kelly lo ha descrito como "una transformación que refleje el proceso por el que pasa la uva." Los jueces de la revista Architectural Review del Reino Unido, la colocaron entre los Top Five de sus premios anuales de arquitectura emergente. (Peregrino Wines)


The Merus Winery

Una amplia sala de cata con sofás y una mesa comunal hacen de esta bodega del Valle de Napa, California, un lugar excelente para compartir bebidas con los amigos. Los mostradores negro suave y los techos ligeramente arqueados. [Merus Bodega]

López De Heredia Winery

Aunque gran parte de la arquitectura de esta bodega se remonta al siglo 19, la diseñadora Zaha Hadid ha construido un moderno stand en el frente del complejo para recibir a los visitantes. La estructura, construida de un marco de celosía metálica carriles, se funde con el entorno y accesos peatonales. [López de Heredia, de fotos]

O. Fournier Winery


Se encuentra en Argentina. Ahora, admirar cómo el verde de los campos da paso a la construcción, que serpentea hasta un perfecto marco de la Cordillera de los Andes. Para reducir al mínimo el uso de bombas, esta bodega utiliza la gravedad, y de alguna manera esta arquitectura para sugiere esto. [O. Fournier]

Petra Winery

El diseñador Mario Botta ha dicho esta estructura "quiere ser una nueva versión de las antiguas casas en el campo de la Toscana", en el que las tierras agrícolas que la rodean desempeñan un papel en el diseño global. De piedra, el edificio ofrece vida vegetal en la parte superior y en dos arcos que se extienden, como una flor, fuera de los campos. [Petra, la imagen]

I. Boutaris & Son Winery

Montaje con el pintoresco blanco de las estructuras que salpican los acantilados de Santorini, esta bodega en Megalohori incluye un área de administración, área de exhibición y ventas y "Tholos", la estructura abovedada en la foto arriba. Catas y presentaciones audiovisuales ocurrirren dentro, pero el verdadero placer es en el exterior, con el contraste de los edificios contra los verdes y azules de la isla. [Diseñador Yannos Yanniotis, fotos]


Artesa Vineyards & Winery

Esta bodega del Valle de Napa tiene la inusual apariencia que se está construyendo en el campo. Sugerencias de lo hecho por el hombre provienen de la entrada y la ventana en forma de prisma, que ofrece magníficas vistas desde el interior. El edificio, también salpicada de obras de arte, sigue una ruta a un patio con una hermosa fuente. [Artesa, de fotos]


Winery Collemassari

Esta bodega italiana se asemeja a una casa de lujo moderno, pero mantiene el espíritu de una fábrica, con el desarrollo indivdual de cada compartimiento en la elaboración de vinos. El marrón del edificio se mezcla con el verde de los campos, al igual que las líneas horizontales y verticales en los viñedos. [Foto]


Leo Hillinger Winery

Por dentro y por fuera, Leo Hillinger en Austria rezuma estilo. El edificio mantiene un bajo perfil con el de los campos, corta profundamente en la ladera y se sustituye con suelo utilizado para plantar uvas. Las ocho estructuras piramidales que se ven en la foto izquierda deje pasar la luz en las salas de producción subterraneas, y por la noche la gran ventana iluminada se puede ver desde kilómetros de distancia. [Leo Hillinger]



Fuente: Design Crave

La arquitectura es cada vez más importante para el vino


Frente a un mercado del vino cada vez más globalizado y con mayores competidores de muy alto nivel, varias bodegas españolas decidieron marcar la diferencia contratando grandes obras de arquitectura de algunos de los más prestigiosos profesionales del mundo.

Los primeros en entender cómo un arquitecto famoso podía potenciar el negocio del vino fueron los propietarios de la bodega Herederos del Marqués de Riscal, de la Rioja española, que contrató a Frank Gehry, luego de terminar el Museo Guggenheim de Bilbao. Aprovechando que la obra de Gehry estaba en boca de todos, la bodega decidió construir al lado de sus viñedos un hotel 5 estrellas con un spa de vinoterapia.

La inversión costó 60 millones de euros, pero luego de su inauguración, en 2006, las exportaciones a Estados Unidos de sus vinos crecieron un 20 por ciento y cada año reciben 60.000 visitantes, según consigna el diario El País.

"Hemos conseguido que nuestra bodega aparezca en medios de tanto prestigio como CNN, The Financial Times, Wine Spectator... Es ahí donde se está viendo rentabilizada la inversión. El costo de la inversión publicitaria que tendríamos que haber hecho en todo el mundo para aparecer en medios con reportajes de alta calidad nos habría costado más", dijo a El País Ramón Román, responsable de comunicación de la bodega. Luego, aparecerían obras del catalán Santiago de Calatrava en la bodega riojana Ysios y la iraquí Zaha Hadid en López de Heredia.

En la Argentina, esta tendencia crece de a poco, con obras como la de las Bodegas Salentein del Estudio Bórmida, y Yanzón en el Valle de Uco, Mendoza, o el nuevo museo que inaugurará próximamente la bodega Colomé entre sus viñedos de Molinos, Salta.

Fuente: Vino al dia
Se ha producido un error en este gadget.
Blog Widget by LinkWithin