Páginas

La arquitectura es cada vez más importante para el vino


Frente a un mercado del vino cada vez más globalizado y con mayores competidores de muy alto nivel, varias bodegas españolas decidieron marcar la diferencia contratando grandes obras de arquitectura de algunos de los más prestigiosos profesionales del mundo.

Los primeros en entender cómo un arquitecto famoso podía potenciar el negocio del vino fueron los propietarios de la bodega Herederos del Marqués de Riscal, de la Rioja española, que contrató a Frank Gehry, luego de terminar el Museo Guggenheim de Bilbao. Aprovechando que la obra de Gehry estaba en boca de todos, la bodega decidió construir al lado de sus viñedos un hotel 5 estrellas con un spa de vinoterapia.

La inversión costó 60 millones de euros, pero luego de su inauguración, en 2006, las exportaciones a Estados Unidos de sus vinos crecieron un 20 por ciento y cada año reciben 60.000 visitantes, según consigna el diario El País.

"Hemos conseguido que nuestra bodega aparezca en medios de tanto prestigio como CNN, The Financial Times, Wine Spectator... Es ahí donde se está viendo rentabilizada la inversión. El costo de la inversión publicitaria que tendríamos que haber hecho en todo el mundo para aparecer en medios con reportajes de alta calidad nos habría costado más", dijo a El País Ramón Román, responsable de comunicación de la bodega. Luego, aparecerían obras del catalán Santiago de Calatrava en la bodega riojana Ysios y la iraquí Zaha Hadid en López de Heredia.

En la Argentina, esta tendencia crece de a poco, con obras como la de las Bodegas Salentein del Estudio Bórmida, y Yanzón en el Valle de Uco, Mendoza, o el nuevo museo que inaugurará próximamente la bodega Colomé entre sus viñedos de Molinos, Salta.

Fuente: Vino al dia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Blog Widget by LinkWithin