Páginas

Cuando de diseño de etiquetas se trata...

Conseguir la etiqueta perfecta no es tarea fácil. Se trata de un proceso que tarda meses -incluso años-, y en el que el diseñador trabaja codo a codo con los ejecutivos de las viñas.

El tipo de papel tampoco queda al azar, pues es necesario que se adapte a cada vino. A juicio de los expertos, lo más difícil es construir la etiqueta de los vinos blancos porque la gente los lleva al congelador y pocos materiales lo resisten adecuadamente. Aunque se obtienen mejores resultados con papeles con más de 100 gramos de espesor, la mayoría de las viñas utiliza 90.
"Elaborar una etiqueta requiere bastante experiencia. Hay códigos visuales que son muy específicos, que van más allá del diseño, y tienes que interpretar el espíritu del vino", dice Piano.

Algunas de las que hicieron historia....

PIONERO DE MORANDÉ
En 2008, esta etiqueta fue elegida la mejor del mundo en el segmento de los varietales por la revista Wines & Spirits. Un trabajo del gran estudio chileno
Piano y Piano .
Hace ocho años que Luis Piano se dedica exclusivamente al diseño de etiquetas para vinos, transformándose en uno de los mayores referentes del área. Formado en su natal Argentina, este diseñador y también fotógrafo llegó a Chile a principios de los 90.

"Soy un poco maniático", dice el artista para explicar su estilo de trabajo. Señala que cuando comienza a trabajar con un nuevo cliente, se encarga de todo. "Lo único que delegamos es la imprenta", agrega. Cuenta que si el cliente le entrega el visto bueno un domingo a las 3 de la tarde, en ese mismo instante se pone a trabajar.

Tal obsesión con el trabajo parece haberle dado frutos. Porque además de múltiples premios tanto nacionales como internacionales, trabaja para las viñas más importantes del país, como Concha y Toro, Morandé y San Pedro.


YELLOW TAIL
Un canguro es el símbolo de este vino australiano que, de la nada, pasó a ser el más vendido en EE. UU (5 millones de cajas). Este éxito se debe en parte a una simple y no intimidante etiqueta que es visualmente atractivo y presenta con claridad la información del producto. La etiqueta fue elegida cuando la familia Casella contacto a Barbara Harkness, diseñadora de etiquetas con sede en Adelaida, Australia.



MONTES
El pintor e lustrador británico Ralph Steadman diseñó los ángeles que visten la botella de los vinos Montes Cherub y Montes Folly.







CHÂTEAU MOUTON ROTHSCHILD
Acostumbrada a poner en sus etiquetas a creadores como Dalí, Matta, Miró o Picasso, en 2004 fue el Príncipe Carlos quien adornó una botella de esta viña. En el portal The Artist Label puede verse una interesante muestra de todas las etiquetas de esta bodega desde 1.945 hasta el 2.004, con sus respectivos enlaces sobre el artista involucrado por Wikipedia. La etiqueta ilustrada es de 1.969 por Joan Miró.




Fuente: todovinos.cl, theartistlabels.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Blog Widget by LinkWithin